14/4/08

por ti valsea en Re bemol...


me encantan los dias grises, humedos y frios, tristes y melancolicos. el sol desaparece y todo pierde color... me gustan mucho.
Pero lo que mas me gusta, es el dia despues, en otoño cordillerano, cuando sale el sol y el cielo resplandece. los canteros alardean algunas flores tardías, y el pastito invita a comer una mandarina al sol de la siesta...

3 comentarios:

7H4N4705 dijo...

Ese solcito de la siesta que te hace sacar la camperita liviana que llevar, hace que te den ganas de salir en la bici a recorrer el mundo, o el barrio, o no, pero en fin, es muy lindo estos dias de otoño, si estuviera comodo, me comeria esa mandarina. Salu!, yo tambien estoy de regreso....

Fenridal dijo...

Attention! See Please Here

Laura dijo...

Eso de salir al solcito a comerte una mandarina es tal cual!!
Qué lindo nuestro solcito de otoño!
Idem dormir la siesta con el solcito acariciándote.
Beso