24/3/06

el quinto planeta...

esto no es mío, no lo escribí yo. sin embargo, hace mucho tiempo lo tengo en la mente... vaya a quien corresponda.

EL quinto planeta era muy extraño. Era el mas pequeño de todos. Habia apenas lugar para alojar un farol y un farolero. El principito no lograba explicarse para qué podían servir, en algún lugar del cielo, en un planeta sin casa ni población, un farol y un farolero... sin embargo, se dijo a sí mismo:
-Tal vez este hombre es absurdo. Sin embargo, es menos absurdo que el rey, que el vanidoso, que el hombre de negocios y que el bebedor. Por lo menos su trabajo tiene sentido. Cuando enciende el el farol es como si hiciera nacer una estrella mas, o una flor. Cuando apaga el farol, hace dormir a la flor o ala estrella. Es una ocupacion linda. Es verdaderamente util por que es linda.
Cuando llego, saludó respetuosamente al farolero:
-Buenos días. Por qué acabas de apagar el farol?
-Es la consigna-respondió el farolero-Buenos dias.
-Que es la consigna?
-Apagar el farol...buenas noches. Y volvió a encederlo.
-Pero...por que acabas de encederlo?
-Es la consigna- respondió el farolero.
-No comprendo-dijo el principito.
-No hay nada que comprender -dijo el farolero- La consigna es la consigna. Buenos dias. Y apagó el farol. Luego se enjugó la frente con un pañuelo a cuadros rojos.
-Tengo un oficio terrible. Antes era razonable. Apagaba por la mañana y prendía por la noche. Tenia el resto del dia para descansar y el resto de la noche para dormir...
-Y después de esa epoca...la consigna cambió?
-La consigna no ha cambiado...Ahi está el drama! De año en año el planeta gira más rápido y la consigna no ha cambiado.
-Entonces?-dijo el principito.
-Entonces, ahora que da una vuelta por minuto, no tengo un segundo de descanso. Enciendo y apago una vez por minuto.
-Que raro! En tu planeta los dias duran un minuto..!
-No es raro en absoluto. Hace un mes que estamos hablando juntos.
-Un mes?
-Sí...treinta minutos...trenta días!!! Buenas noches. Y volvió a encender el farol.
El principito lo miró, y le gustó el farolero que era tan fiel a la consigna...
[...]
Éste, se dijo mientras el principito proseguía su viaje hacia más lejos, éste seria despreciado por todos los otros, por el bebedor, por el rey, por el vanidoso, por el hombre de negocios... sin embargo, es el único que no me parece ridículo...quiza por que se ocupa de una cosa ajena a si mismo...


bueno...estaba un poco melancólico & nostálgico...

3 comentarios:

Cecilia dijo...

el principito es uno de mis libros favoritos!! :D

corazon inquieto dijo...

Esta muy bueno!!!!!! pero ya lo habia leido.....igual lo volvería a hacer


besos

DeBiotch dijo...

O sea que llevo como 5 días leyendo tu post!!! ay Dios!!! :P